MIEDO AL DENTISTA

MIEDO AL DENTISTA

EVITA EL MIEDO AL DENTISTA DE TUS HIJOS

Cuando el niño tiene miedo al dentista es normal que se muestre poco cooperativo, llore e intente impedir que el dentista lo examine. Algunos niños incluso adoptan otras estrategias, como vómitos o fingir que están enfermos antes de venir a la consulta. Tenemos que tener claro, que el ir al dentista no es una opción que puedan decidir nuestros hijos. Lo hacen porque lo necesitan y es bueno para ellos. Creo que si negociamos este tipo de acciones con ellos o cedemos a sus chantajes, estamos dándoles un mal ejemplo. ¿Qué haremos cuando nos digan que no quieren madrugar, estudiar o hacer los deberes? ¿A qué eso no es negociable porque sabemos que es bueno para ellos? Pues lo mismo deberíamos pensar de llevarlos al dentista.

¿Qué pueden hacer los padres para evitar el miedo al dentista de sus hijos?

El miedo al dentista se contagia de padres a hijos. Está demostrado que cuanto mayor sea nuestro nivel de ansiedad, más lo sufrirán nuestros hijos. Por ello es muy importante que los padres vengan relajados al dentista

Dar el ejemplo. Si llevas a tu hijo a la consulta mientras el dentista te hace la revisión, tu comportamiento le servirá de ejemplo para que comprenda que no hay nada que temer y conseguimos que el niño vaya familiarizándose con el ambiente y el instrumental. Muchas veces recomiendo a mis pacientes adultos que traigan a sus hijos pequeños a la clínica con ellos o con algún hermano mayor sólo para acompañarlos y que vaya normalizando la situación.

Consultas periódicas. Conseguimos que el niño se sienta cada vez más cómodo. De esta manera también será más fácil resolver cualquier problema que se presente y evitar tratamientos dentales más complejos que puedan resultar más molestos para ellos.

Evitar comentarios negativos delante de ellos. A veces los padres no se dan cuenta, pero recurren al dentista como castigo con frases como: “no comas chuches o tendrás que ir al dentista” o “si no te portas bien te van a hacer daño o te van a pinchar”. En su lugar, en la clínica siempre damos mensajes positivos, como: “vamos a limpiar los dientes para tenerlos muy bonitos y brillantes”, “sé que te portarás muy bien y luego podrás ir al parque a jugar”. También debemos evitar contar delante de nuestros hijos  alguna mala experiencia que hayamos tenido alguna vez en el dentista.

Que pase solo. A menos que se trate de un niño muy pequeño, o sea la primera vez que vengan, lo ideal es que pasen solos a la consulta ya que la mayoría de los niños se portan casi siempre peor cuando están los padres delante.

 

¿Cómo manejan los dentistas la conducta infantil?

 Para nosotros es fundamental que todos los niños tengan una buena experiencia en nuestra clínica. Un buen dentista infantil debe dominar las técnicas de manejo de conducta que eliminan el miedo y la ansiedad y conseguir que el niño se sienta seguro y relajado.

Para conseguir ganar su confianza poco a poco, en nuestra clínica comenzamos con los tratamientos más simples. Las primeras consultas serán de revisión, orientación de dieta e higiene, profilaxis y radiografías. Se ha demostrado que no realizar ninguna intervención invasiva previa ayuda al niño a familiarizarse con el dentista. Algunos pacientes tienen que venir a nuestra consulta dos o tres veces antes de poder empezar los tratamientos más complejos.

La distracción también es una técnica muy útil para desviar la atención del niño. Al llamar su atención y estimular su imaginación se logra que se olvide de lo que tenemos que hacerle y piense en cosas que le resultan agradables. 

 

Siempre intentamos explicar al niño lo que le vamos a hacer, mostrándoles los instrumentos o un modelo, e imitando algunas de las acciones necesarias. Es importante que la explicación sea breve y utilizar palabras que el niño pueda comprender para tranquilizarlo de verdad y no generar más miedos y angustias. Nunca debemos mentirle, ya que el niño perdería la confianza, pero tampoco es necesario dar más información de la necesaria.

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Tipo de código